Cinco hábitos diarios para estar más concentrado - Revista Capital

Poder

Cinco hábitos diarios que lo ayudarán a enfocarse

Hacer esto puede ayudar a mantener una actitud proactiva, y aportar elementos esenciales en el foco.

-

escribir-oficina

Para crear y llevar adelante un negocio, es importante tener tiempo para detenerse y refrescar el pensamiento, las estrategias y reflexionar sobre sus objetivos primarios para ganar perspectiva.

Es fundamental para cualquier persona con un papel de liderazgo tener tiempo y espacio para digerir información y elaborar estrategias y medidas que deberán tomarse para alcanzar los objetivos.

Hacer esto puede ayudar a mantener una actitud proactiva, y aportar elementos esenciales en el foco. Estos son cinco hábitos que le pueden ayudar en el día a día.

1. Activar el “Modo Avión”

Cuando necesite reflexionar sobre algún movimiento estratégico o evaluar ciertos puntos de la empresa, debe darse un tiempo para activar el “modo avión” en su vida (metafóricamente) y volver a crear un ambiente libre de perturbaciones, para así poder pensar sin interrupciones.

2. Meditar

"Los problemas no se pueden resolver con la misma mentalidad que los creó", dijo Albert Einstein. Es necesario poder tomarse cinco o 10 minutos al día para calmar la mente y poder retirarse de los patrones de pensamiento improductivos y pensar de nuevas formas, para ver el problema desde otro ángulo y encontrar alguna solución.

3. Encuentre su pared blanca

Picasso solía mirar una pared blanca para obtener inspiración para sus pinturas. Cuando se le preguntaba qué hacía, él contestaba “estoy pintando”. Grandes innovadores tienen la habilidad de reconocer relaciones y conexiones que otros no pueden ver. Para los líderes de negocios, espacio en blanco es crucial para distinguir los movimientos estratégicos y reflexionar sobre las prioridades. Encuentre su pared blanca, que puede ser ver el océano, el cielo, un césped verde o una pared blanca.

4. Planifique sus espacios en blanco

Cualquier momento en que no esté trabajando es un espacio en blanco, y podría meditar o desconectarse. El problema es que el espacio en blanco es una parte clave del trabajo, por lo que se le debe dar el mismo peso que cualquier otra actividad, así que lo mejor es planificar sus espacios en blanco en el día, dándose ciertos minutos concretos para realizar las actividades anteriores.

5. Manténgase activo

A veces, para resolver un problema, usted tiene que dar un paso atrás desde el problema y activar otra unidad y enfoque. Salir. Respirar aire fresco. Hacer trabajar otros músculos. Correr o caminar son buenos ejercicios que aumentan el flujo de sangre al cerebro, lo que aumenta el pensamiento creativo y la función cerebral.

Revise el artículo completo en Business Insider.

Comparte este artículo:
  • Cargando