Poder

Cinco errores que debe evitar al empezar un emprendimiento

Revise y ponga en práctica estos consejos para tener éxito en su nueva empresa.

empresario-trabajador-joven

Muchos comienzan el camino del emprendedor con una mochila llena de sueños y proyecciones. Pero son pocos los que logran triunfar, sin importar el rubro que eligieron para sacar su propio negocio.

El emprendedor exitoso debe tener confianza en sí mismo y en su proyecto, rodearse del mejor equipo, asumir los riesgos del proyecto y tener la perseverancia suficiente para seguir adelante a pesar de los problemas que puedan surgir.

Sin embargo, todas esas cualidades pueden tornarse en defectos si no se gestionan bien.

  • Tener confianza en sí mismo no quiere decir que usted lo haga todo

Si un emprendedor pretende abarcarlo todo él solo, ya sea para ahorrar costes o por autosuficiencia (desde el diseño de la página web hasta la gestión de los trámites, pasando por la labor comercial y el desarrollo de producto), puede fracasar rotundamente. En este afán por hacerlo todo uno mismo, se encuentra la razón de la mortandad de muchas pymes a nivel mundial.

  • Emprender solo o tener un compañero

No hay una postura frente a esto, todo depende de la situación en la que se encuentre al momento de emprender. A veces, es necesario un hombro en el que apoyarse, sin embargo, es difícil que todos los socios expongan y arriesguen en la misma medida. Por eso, si usted destina cierta cantidad de dinero, todos los demás deberían aportar lo mismo. Si no lo hacen, no ceda, mejor emprenda solo.

  • Aprender a decir que no

A veces, la relación con un cliente puede volverse un problema. Si usted ve que el cliente no le paga el trabajo o se retrasa en los mismos, no continúe trabajando para esa persona o empresa hasta que le pague lo debido. Decir que no es una premisa fundamental para hacer frente a un cliente moroso, al que aprieta demasiado o al que exige trabajos que se escapan de sus competencias, al proveedor que alarga las entregas intencionadamente e incluso al familiar que pide favores sin nada a cambio.

  • Poner todo por escrito

Muchas veces ocurre que un cliente hace un pacto con una empresa naciente, sobre la cantidad a pagar, pero al momento del pago, dice que la cantidad que habían hablado era bruto y no el neto. Este es uno de los errores que se repiten más a menudo de lo que creemos. Por ello, no hay que dar nada por supuesto a no ser que esté por escrito y dejando todo muy claro.

  • Elegir bien a su equipo de trabajo

Es importante seleccionar muy bien a la gente que va a participar en su proyecto: ha de ser gente preparada, comprometida y eficaz. Es más, es preferible estar rodeado de personas mejores que usted en los tópicos que peor se le dan. Solo sí podrá avanzar.

Revise el artículo completo en Emprendedores.

Comparte este artículo:
  • Cargando

Síguenos en Facebook

x