Revista Capital

Gonzalo Said

“La confianza empresarial cayó fuertemente en el caso La Polar y después se mantiene sin repuntar hasta ahora, lo que da la sensación de que no se ha hecho nada. La verdad es que no lo comparto. Se ha hecho mucho y sin duda que hay más por hacer. El problema está en que no hemos sido capaces de comunicarlo. Tenemos los mejores marketeros para vender nuestros productos, pero nos cuesta vender la idea del rol social de la empresa privada en el país.

Más que declaraciones sentidas, lo que deben mostrar las empresas son hechos concretos: implementar programas corporativos integrales de gestión de la ética y el cumplimiento, que incluyan capacitación en estas materias desde el directorio hasta operarios externos. También, elaboración de códigos de ética, que sean comunicados, promovidos y gestionados adecuadamente; implementación de líneas de denuncia. La idea es dar vida a políticas que tengan continuidad, que se incluyan en las evaluaciones y mediciones de desempeño y sean impulsadas por una cultura corporativa que se pueda palpar a todo nivel. Con esto, se demostrará verdadera capacidad de cambio, interés y compromiso con las personas y la sociedad, desde la cima de las organizaciones empresariales.

Los empresarios deben jugar el mejor rol que saben desempeñar: emprender e innovar con valores, principios, visión humana y sentido de bien común. En este aspecto, hay mejores prácticas recomendadas y casos comparados en Chile y el mundo. Pero la forma de llevar dichas prácticas virtuosas a cada una de las organizaciones requiere de convicción y voluntad por parte de los más altos liderazgos, los que deben asumirse como transformadores tanto dentro de sus propias organizaciones como hacia afuera.

Así, podrán contagiar a otras empresas de la importancia que estos temas tienen.
El tener una organización suficientemente preparada para evitar situaciones escandalosas es sólo una parte de la ecuación. Actualmente, la caída de una empresa también arrastra a las demás. Por lo mismo es que los empresarios debemos comenzar a interesarnos en qué están haciendo nuestros pares y las empresas en su conjunto para mejorar en estos aspectos. Aquí, el liderazgo de los gremios tiene un gran potencial”. •••