Poder

“Si la economía empeora, se pondrá en riesgo la agenda de reformas”

Robert Funk, director de Plural (think tank ligado a Andrés Velasco), explica que el nuevo ministro de Hacienda tendrá como misión evitar una crisis mayor.

-

Por Robert Funk

Durante las más de 100 horas que se tomó en definir su gabinete, la presidenta Michelle Bachelet debió cuadrar muchos círculos – partidarios, técnicos, e incluso de género (los que parece que no tuvieron mucho peso en esta instancia.). Pero en el fondo el tipo de cambio dio señales sobre cuál era el diagnóstico del mal que aquejaba a su gobierno.

Sin duda las crisis de Caval y SQM (especialmente en el caso de Rodrigo Peñailillo) fueron lo que gatillaron una cirugía ministerial. Pero no sólo eso. A los escándalos, se suma el pobre desempeño del oficialismo en las encuestas de opinión pública, la mala evaluación de la agenda de reformas, y el pronóstico pesimista sobre la economía.

Al final, el cambio fue más fino y matizado de lo que pudo haber sido. ¿Cómo evaluarlo?

Son tres los nombramientos que más dan que hablar. El nuevo ministro de Interior, Jorge Burgos (DC), destaca por un perfil moderado, colaborador y de buenos contactos en el Congreso. Todas características de las cuales carecía el ministro saliente. No representa, precisamente, a la vieja guardia concertacionista, pero tampoco es miembro de las generaciones que se emborracharon con ideas refundacionales.

Marcelo Díaz, aunque es relativamente joven, también simboliza cierta continuidad. Ha tenido buenas relaciones con pesos pesados de la Concertación como Soledad Alvear, Enrique Correa y Ricardo Lagos, y tiene una gran habilidad para quedar bien parado: llegar a ser embajador en Buenos Aires, dada su trayectoria política, no es menor.

Finalmente, queda claro que el cambio en Hacienda, junto con la permanencia de Luis Felipe Céspedes en Economía, es un guiño hacia el sector privado. Una señal potente que demuestra que el gobierno ha leído con preocupación los niveles de desconfianza económica que indican la última encuesta CEP. El nuevo titular, Rodrigo Valdés (PPD), tendrá la tarea urgente de evitar una crisis de mayor envergadura. Si de aquí al 2016 la economía empeora, se pondrá en riesgo la agenda de reformas: será muy difícil defender un cambio constitucional si la ciudadanía está preocupada del desempleo o la inflación.

Aunque no lo parezca, por lo tanto, el giro en el equipo económico es el más político de todos.

Comparte este artículo:
  • Cargando

Síguenos en Facebook

x