Poder

“La corrupción está llegando a las altas esferas”

Partidario de sepultar a la derecha asociada a los poderes económicos y no de crear un partido único, el senador Manuel José Ossandón cree que el caso Penta es una gran oportunidad para retomar el rumbo. Y confiesa que le encantaría ser presidente de Chile el 2017.

-

Por Carla Sánchez M.
Fotos: Alejandro Barruel

Manuel-José-Ossandón

En su sector no lo entienden, suele pensar el senador RN Manuel José Ossandón. Pero cada vez, “me están queriendo más porque le achunto”. El “Cote”, como lo llaman, la figura mejor evaluada de la oposición en la última encuesta Adimark (con un 43% de aprobación ciudadana) le advirtió, en su minuto, al entonces presidente Sebastián Piñera que su gobierno “iba derecho al barranco”. Pero nadie, dice, lo escuchó. “Me trataron de imbécil, de traidor y mira lo que pasó”.

A su juicio, hoy la derecha está sumida en la crisis más profunda de su historia. Mucho más quela ocurrida tras el caso Spiniak “que involucraba a un par de personas”. El caso Penta, advierte, “va a definir la relación de la política con el dinero en el futuro, que es lo que nos tiene mal”. Más que disparar, esta vez Ossandón quiere hacer un llamado a su sector para rearmarse y terminar con la derecha del 11% de aprobación, ésa asociada “a los poderosos y los abusos”.

-¿El Caso Penta es el certificado de defunción de la UDI y de la derecha ligada la elite empresarial?
-No sé si de la UDI, pero sí de esa derecha a la que le interesa la plata. ¡La crisis de Penta es lo mejor que nos puede haber pasado! Es la única manera de remecer el árbol que tiene manzanas podridas para que caigan.

-¿Cómo piensa renovar el sector?
-La primera solución que se da es la unidad, que es importante pero insuficiente. Si la gente asocia a la derecha con los intereses empresariales y ve que sus miembros pertenecen al club de los abusos, de la letra chica, y que legislan para los intereses de quienes nos financian, la unidad no sirve de nada. ¡A nosotros no nos creen! Por eso estoy molesto con el presidente de RN, Cristián Monckeberg y su directiva que firmaron un acuerdo anticipadamente para crear un nuevo conglomerado de la derecha, sabiendo que uno de sus socios está enfermo…

-¿A RN no le conviene tener como aliada a una UDI cuestionada?
-Aquí no se trata de patear a alguien en el suelo, pero la UDI está cometiendo un error inmenso al no enfrentar de verdad el problema y reconocerlo. No estoy declarando a nadie culpable ni inocente, pero cuando hay un conflicto de la gravedad de Penta, en el que están involucradas personas como el presidente de un partido, un vicepresidente, ex ministros de Estado, no basta pedir perdón –lo que es valorable– ni buscar responsabilidades individuales. Todo el mundo sabe que aquí están defendiendo a un par de próceres, de coroneles. Si de verdad querían a su partido, Silva y todas estas personas deberían haber dado un paso al lado el primer día.

-¿La creación de un partido único no sería bueno?
-Más que buscar la unión con la elite, hay que ganarse la confianza de la gente. El partido único que plantea Allamand es una buena idea, pero dadas las diferencias de las personas que están trabajando, es inviable por ahora. Es ridículo decir que vamos a crear un nuevo conglomerado, o que le vamos a cambiar el nombre… eso es creer que la opinión pública es tonta. Es como si invitara a mi señora a comer mariscos al restaurante doña Juanita y se intoxica. Si la invito el próximo febrero al mismo lugar, que ahora se llama doña Pepita, ¿crees que va a ir?

-Allamand plantea que, en el actual escenario, los partidos de centroderecha no son eficaces como oposición, y si no pueden serlo tampoco podrán ser alternativa de gobierno.
-Por eso siempre he dicho que para ser oposición hay que unirse, pero no para tomarse de los brazos, sino para tomar una micro que tenga un destino claro. Cuando tengamos certeza hacia dónde vamos,  ahí tendremos una oposición con bloques sólidos y murallas infranqueables. Sobre esa base, hagamos una hoja de ruta donde le mostremos a Chile en un documento súper simple lo que queremos. El rumbo se retoma en unidad con los intereses de la gente, no con los de los financistas o de empresas como Penta. Tenemos que ser capaces de demostrarle a la gente que estamos dispuestos a que los delincuentes de cuello y corbata vayan a la cárcel, y no que tengan arresto domiciliario y después pidan permiso para ir el fin de semana a Cachagua. Hay una cosa súper clara que en la derecha no queremos entender: la ropa sucia no se lava en casa, la ropa sucia de cuando mi señora me reta sí, pero la ropa sucia de las cosas públicas tiene que lavarse en público.

-¿Qué le parece la actitud que ha tomado el empresariado frente a los casos de corrupción?
-Aún no he visto ninguna declaración firme de Icare, la Sofofa o la CPC condenando lo ocurrido con Penta. Andrés Santa Cruz dijo que iban a sancionar cualquier conducta apartada de la ley y la ética. ¡Pero eso es lo mismo que Poncio Pilatos! El otro día estuve con una persona muy importante que me dio toda una justificación de los casos Penta, Cascadas, Cruzat. Me dijo que todos ellos se habían equivocado. Yo le dije que en la esquina había visto un personaje que le había robado la cartera a una señora, y saltó al tiro: “A esos delincuentes hay que reventarlos”. Y los otros, le pregunté, ¿no son delincuentes?

 

El  “nueragate”

Si bien para Ossandón, el caso Penta es “gravísimo”, el millonario préstamo por $6.500 millones del Banco de Chile a Caval, empresa cuyo 50% pertenece a Natalia Compagnon, la nuera de Bachelet, “es para terminar de embarrarlo todo”. “En el caso Penta, los parlamentarios  usaron su figura para pedir dinero y luego dar una mano a sus financistas. En Caval utilizaron la condición familiar de la presidenta para lograr un dinero y hacer negocios que los favorezcan a ellos. Esto demuestra que la corrupción está llegando a las altas esferas, a la familia presidencial”, sostiene.

-¿Hubo tráfico de influencias?
-De todas maneras. Lo grave es que el hijo de la presidenta con su nuera reciban un crédito sin garantía por 6.500 millones de pesos, por un negocio que ni siquiera está hecho. Si eso no es corrupción disfrazada, ¿qué es?

-En este caso no hay perjuicio fiscal como sí ocurre en Penta.
-Sí, pero aquí hay tráfico de influencias. Para la presidenta Bachelet es súper complicada la situación, porque es la mamá. Pero aquí no hay que echarle la culpa a ella, aquí los dardos van al hijo. ¿Crees que Andrónico Luksic lo recibió porque era Juanito Pérez? Al igual que al Sr. Dávalos y a su señora, hay que pedirle explicaciones al Sr. Luksic. ¿Qué pedía a cambio y cómo ganaba en esta pasada el Banco de Chile? La respuesta sobre la tasación es ridícula. El valor del terreno a primera vista es de 6.500 millones de pesos y el banco liquidándolo nunca hubiera obtenido más que eso en un remate. El banco jamás presta sólo contra garantías… Insisto, ¿qué más ofrecieron el Sr. Dávalos y su señora a cambio de este negocio?

-¿No operan así los negocios y los bancos en Chile? ¿Con reuniones, apelando a los contactos?
-Esto se llama ética. Cuando ocurren cosas como ésta, los empresarios están ensuciando su imagen, porque están demostrando que aquí chipean para los dos lados y que la forma de financiar la política no es solo comprando y dando boletas ideológicamente falsas, sino que con tráfico de influencias. Quién dice que después un gran financista presente un gran proyecto minero y que se apruebe rápidamente. Lo que hizo Dávalos con su señora es de la máxima gravedad.

-¿Qué le parece la actitud del Gobierno frente al caso Caval?
-El Gobierno le ha bajado el perfil a la situación, pero nosotros como derecha nos equivocamos más al tratar de empatar nuestro propio Pentagate con este caso.

-¿Cree que Bachelet dejó de escuchar a la gente? ¿Que está aislada en el poder sin conexión con la realidad de la calle?
-La presidenta Bachelet está un poco mareada con el poder y ha actuado con una soberbia impresionante. Las encuestas demuestran que le ha ido muy mal. Es verdad que en la última sube un poquito, pero todavía la desaprobación (49% según Adimark) es más alta que la aprobación (44%).

-Aún así, avanza en sus reformas…
-Pero por supuesto, ¡si les regalamos el poder absoluto! Si le falta un voto se lo compra en 5 minutos. La gente está esperando reformas buenas y ése va a ser el talón de Aquiles de Bachelet. Aquí no va a quedar ningún desastre, ni se van a cerrar los colegios como dicen algunos de nuestro sector, pero vamos a seguir como antes: los que podemos pagar, tendremos buena educación y los que no puedan pagar, tendrán una pésima.

 

Las dos derechas en 2017

-¿Las empresas debieran financiar la política si no votan?
-Si la empresa es de una familia o dueños conocidos, da lo mismo, puede. Lo grave es cuando una empresa financia y hay socios minoritarios que no saben. Pero ése no es el problema, lo importante es la fiscalización. El Servel debiera transformarse en una superintendencia autónoma, que tenga el poder del SII para fiscalizar antes, durante y después de la campaña y que tenga capacidad de destituir y quitarle el escaño a alguien que haya ganado con trampa. No cuesta nada conseguir platas negras.

-¿Quién financió su campaña?
-Mi familia y el Estado.

-¿No le pidió plata a empresas?
-Llamé al presidente de Entel, Juan Hurtado, y me dijo que no me podía ayudar porque estaba con Golborne. Después llamé al presidente de Telefónica, Claudio Muñoz, y me comentó que eran una empresa española y que no me podían dar plata. Luego almorcé con un gran banquero que me dio a entender que ayudaba a muchos políticos a los cuales luego llamaba por teléfono. Después me dijo que muchos pensaban que yo era un loco y un demagogo –tú comprenderás que no le iba a pedir ayuda–. Le dije que en mi caso, cuando fui alcalde, nadie se atrevió a llamarme para pedirme nada. No estaba dispuesto a perder mi virginidad con estos compadres, así que organicé una campaña muy pequeña. Calculé que iba a recibir cerca de 200 millones del Estado si me iba bien. Como no tengo capital –porque no tengo plata– garantizaba esas inversiones por 200 millones de pesos, si la plata no me la ponía el Estado me la ponía mi mamá.

-Qué suerte…
-Ésa es una de las cosas que tenemos que analizar. Porque el Gobierno y la Nueva Mayoría están engañando a Chile. Dicen que va aponer un montón de restricciones para las platas, pero no quiere fiscalizar con la fuerza que planteo. No quisieron prohibir la reelección indefinida de los parlamentarios y agrandaron los distritos. ¿Eso a quién protege? A los que tenemos acceso a la plata o somos conocidos, el resto está muerto.

-¿Quiere ser presidente de Chile?
-Me encantaría, pero no me quita el sueño. Hoy día hablar de la presidencial es de locos.

-Ud. es el mejor evaluado en su sector. Si no es candidato, ¿quién podría serlo?
-Esto no pasa hoy por una persona en especial. Primero tenemos que reestructurarnos, ganarnos la credibilidad de la gente. Trabajé dos años con la presidenta Bachelet cuando era asesora de Álex Figueroa en el Ministerio de Salud y nadie apostaba por ella. Muchas personas pueden salir.

-Piñera también está bien posicionado, con un 35% de aprobación ciudadana. ¿Se enfrentaría en una primaria con él?
-Feliz.

-Y si Piñera le ganara, ¿volvería a trabajar por él?
-Voy a apoyar al que gane.

-¿Independiente de las diferencias que tiene con él?
-Representamos a derechas tan distintas que creo que la suya se está sepultando sola.

-¿Es Piñera responsable de la crisis de la derecha?
-Por supuesto. Él y su gobierno destruyeron a la derecha. Hoy día, cuando converso en el Senado con parlamentarios de mi sector, algunos me reconocen que no estaban de acuerdo con ciertas leyes, pero por lealtad con el presidente Piñera votaron a favor. Yo les pregunto: ¿dónde está la lealtad por Chile si tú sabías que eso era malo para el país? •••

______________________________________________________________________________________

“El aborto nunca es una solución”

-¿Cree que es necesario legislar respecto del aborto terapéutico?
-El aborto es un tema de énfasis y lo que está haciendo el Gobierno es demostrar que nuestra sociedad está fracasando, porque para tratar de arreglar un problema eliminan a una persona que es inocente. Hay un grupo de personas que le pone énfasis al derecho de la mujer y su sufrimiento, y nosotros le ponemos énfasis a los derechos que tiene un ser humano de nacer.

-Independiente de lo que uno piense, hay una realidad: en Chile se practican abortos.
-Pero eso no es ir al fondo del problema. Aquí dan tres causales para legislar sobre el aborto. Una es por riesgo de muerte de la madre: ésa es chiva porque no existe ninguna patología en la que tengas que matar a un feto, especialmente para solucionar esa patología. Tú le haces un tratamiento a la madre y si por esa razón el feto se muere, se muere. Segundo, todo ser humano tiene derecho a una muerte digna, aunque venga con una mal formación, o sea terminar en un basurero no es lo mismo que te entierren. Y tercero, ¿qué diferencia tiene un niño concebido por una violación que uno por una relación normal?

-Convengamos que hay gente contraria al aborto, pero que en el caso particular que violaran a su hija no dudaría en someterla a uno.
-Eso es un egoísmo inmenso.

-Si a usted le violaran a una de sus hijas, ¿qué haría?
-Esa guagua tiene que nacer. Como alcalde vi miles de estos casos. Nunca un aborto es una solución: es al revés, es cargarle otro peso a esa mujer, aunque tenga 13 años. Una violación es un drama para esa mujer y su familia, por qué no castigamos con más fuerza al violador, por qué castigamos a un ser inocente. Y en otros tipo de casos de los que se está hablando, cuando el feto tiene problemas graves, te voy a dar ejemplos concretos: en Puente Alto hay más de 150 mujeres que han tenido hijos con daño cerebral, que ni siquiera se mueven. Dan su vida por eso y las grandes depresiones de esas mujeres son porque a los 20 o 30 años esos hijos se van a morir.

-¿Es necesario legislar?
-Creo que es necesaria una ley de apoyo a las mujeres que quieren abortar, que es distinto.

Comparte este artículo:
  • Cargando
  • Jaime I

    Un opositor con los pies en la tierra y espíritu critico dentro de su sector de centro derecha. Es una combinación rara de encontrar, pero indispensable si lo que se quiere es corregir rumbos. El ideario de este sector tiene que poner los énfasis en el espíritu libertario de las personas y del mercado, con los debidos controles y restricciones que eviten los excesos de priorizar la relación espuria dinero-política. La relación debe ser política – personas con vinculación fuerte en desarrollo y movilidad social.

  • Stranger nick in this World

    Ossandón: el problema no es tu candidatura, sino aquellos con quien tú te verías obligado a gobernar; es decir, sería un problema del sector al cual representas.

  • Agus

    Deseas saber cuál es la GRAN OPORTUNIDAD DE NEGOCIO única, innovadora y legal que podrás aplicar para realmente hacer crecer tu dinero y tu negocio en el mercadeo en red.

    Sin compras de productos mes a mes.

    Sin mínimos, ni máximos.

    Sin cargos ni obligaciones.

    El registro es TOTALMENTE GRATIS.

    Y lo más importante LA PRESERVACION DE TÚ RIQUEZA.

    Solo te tomara unos minutos mandarme un email a: milan_istoday@hotmail.com y con mucho gusto te lo REVELARE.

Síguenos en Facebook

x