Poder

El momento de Romney

En una entrevista exclusiva con la revista TIME, el candidato republicano habló sobre la economía, los impuestos, la situación en Afganistán y también criticó al Presidente Obama.

-

La entrevista de TIME comienza recordando una de las frases más recurrentes de la campaña del republicano Mitt Romney: "Yo soy un hombre de negocios, por lo tanto sé cómo arreglar la economía".

Romney trabajó en el sector privado, principalmente en una consultora asesorando a diferentes industrias. Por eso, se defiende, esa experiencia le permitió conocer cómo funciona la economía y los negocios desde diferentes puntos de vista, en un mundo donde la tecnología cambia constantemente y hay una fuerte competencia de mercado.

"La campaña del Presidente Obama ha tomado un curso de división y ataque muy distinto a la campaña de esperanza y cambio de su elección pasada", afirma Romney.

"En el sector privado siempre hay innovación. Siempre se mejora la productividad. Hay una urgencia constante de innovar y replantear tu empresa, sino quedarás atrás", afirma el republicano. Romney aprovecha de comparar a las empresas con los gobiernos. "En el actual gobierno no se dan cuenta de que están en competencia con los gobiernos de otras naciones. Creen que no hay que cambiar", dice en la entrevista.

Respecto a los impuestos, Romney señala que hay dos premisas fundamentales en su programa: no disminuirá los impuestos de las personas de más altos ingresos, ni aumentarán los impuestos de las familias de clase media. Con estas palabras, el candidato acalló los rumores que se tejían desde voces opositoras asegurando que un eventual gobierno del republicano beneficiaría a los más ricos reduciendo su tasa de impuestos.

En la entrevista, Romney declara que apoya las decisiones del Presidente Barack Obama de aumentar el número de tropas en Afganistán y de traerlos de vuelta a finales de 2014. Sin embargo, afirma que él en su lugar no habría anunciado públicamente su estrategia de retiro de tropas, ya que no es conveniente que los talibanes manejen la tabla de tiempo de los norteamericanos. Según el republicano, esa información debió quedar entre el gobierno, las fuerzas militares estadounidenses y afganas, y los líderes políticos.

En TIMERomney dio a conocer su contrariedad con la campaña de Obama, ya que, a su juicio, no discute ideas sino que ataca individualmente. "La campaña del Presidente ha tomado un curso de división y ataque muy distinto a la campaña de esperanza y cambio de su elección pasada", afirma. El republicano enfatiza que seguirá enfocando su estrategia electoral en señalar los fracasos de las políticas del actual gobierno, pero que no recurrirá a ataques personales.

Lea la entrevista completa en TIME.

Contenidos relacionados:

Los costos de las campañas de Obama y Romney

Cómo el próximo Presidente de EE.UU. influirá en la Corte Suprema

 

Comparte este artículo:

Síguenos en Facebook

x