Opinión

Emprendimiento: el motor del desarrollo

“Discrepo tajantemente de los juicios (de Alfonso Swett) y tal como lo haría cualquier economista deseo apoyar mi opinión en datos concretos” sobre la situación de las pequeñas y medianas empresas en Chile. Por Tomás Flores

-

 

En la edición anterior, Alfonso Swett Opazo planteó su opinión sombría sobre las políticas públicas implementadas durante la administración del Presidente Piñera, señalando que las pymes han sido desatendidas y que en dicha área el actual gobierno finalizaría al debe. Discrepo tajantemente de estos juicios y tal como lo haría cualquier economista deseo apoyar mi opinión en datos concretos.

Uno de los primeros proyectos de ley que presentamos tenía por objeto reducir la cantidad de trámites y dinero que debía destinar un emprendedor para constituir una sociedad. Dicho proyecto tuvo un amplio apoyo parlamentario y en pocos meses se transformó en la ley Nº 20.494, que entró en vigencia en marzo del 2011. Al observar la cantidad de sociedades que publican su extracto en el Diario Oficial se aprecia un cambio estructural a partir de abril de dicho año. Durante los siguientes meses la tasa de crecimiento, en 12 meses, promedió el 35%. Este cambio de tendencia se mantiene hasta el día de hoy.

Al mismo tiempo, se ha incrementado el número de emprendedores que entran al mercado y se ha reducido el número de los que salen, ya sea por quiebra o cierre del negocio. Por tanto, el stock de empresas en funcionamiento ha crecido a un ritmo superior al observado en las administraciones previas. Ahora bien, la tasa de crecimiento de la economía es en la actualidad prácticamente el doble de la registrada en la administración Bachelet, lo que genera emprendimiento por oportunidad, alimentando un círculo virtuoso de creación de nuevas empresas, empleo y crecimiento del país.

La encuesta de emprendimiento realizada durante el 2011 reveló la existencia de cerca de un millón de emprendedores informales. De este total, cerca de un 37% se formalizarían, de ser más fácil cumplir con todos los trámites legales. Esta sensibilidad ante la carga burocrática es significativa y la reacción ante la nueva ley Nª 20.659 ha sido espectacular. Dicha ley le permitirá a los emprendedores constituir una sociedad, iniciar actividades, obtener el RUT, abrir una cuenta corriente y obtener el certificado de zonificación en 1 trámite, en 1 día y a 0 costo. El portal donde se podrán realizar todos estos trámites se encontrará alojado en el Ministerio de Economía y estará disponible para su uso en pocos meses más.

Para los emprendedores, sobre todo sin experiencia empresarial previa, es difícil obtener financiamiento, por lo cual habitualmente se apoyan en ahorros propios o créditos avalados por sus patrimonios propios. De hecho, al inicio del gobierno del Presidente Piñera nos dimos cuenta que parte importante de los fondos que Corfo le transfería al sistema financiero tenía por destino final apoyar a grandes empresas. Esta situación cambió radicalmente y el nuevo sistema de garantías de Corfo y Fogape ha permitido apoyar, durante el 2012, a más de 145 mil operaciones crediticias y reducir significativamente la tasa de interés, con lo cual en la actualidad un pyme puede obtener financiamiento a una tasa promedio de 16%.

Por último, al igual como ocurre en todos los países, hay un porcentaje de emprendedores que fracasarán, por lo cual queremos que dicho proceso sea rápido y costo eficiente, lo que justifica nuestro proyecto de ley de quiebras, que se encuentra pronto a finalizar su primer trámite constitucional. Con esto, morirá el emprendimiento y no el emprendedor, a quien queremos de pie rápidamente para partir de nuevo.

En conclusión, las políticas públicas en favor de las pymes implementadas durante el gobierno del Presidente Piñera están generando cambios estructurales en el ecosistema del emprendimiento e innovación que son un ejemplo para el resto del mundo. •••

Comparte este artículo:
  • Cargando

Síguenos en Facebook

x