Revista Capital

Tim Atkin: “Chile está vendiendo a muy bajo precio”

Por: Álvaro Peralta Sáinz
Fotos: Matt Wilson

Prácticamente en la mitad de su visita a Chile coincidimos una noche de domingo con Tim Atkin en la casa de huéspedes de la Viña Los Vascos, en el valle de Colchagua, al final de una jornada en que el crítico inglés visitó varias viñas. Una rutina que reconoce agotadora y que le exige recorrer el país de sur a norte, desde Osorno hasta Atacama. Según cuenta, se trata de días largos en que se debe estar moviendo y probando muchas cosas; con poco tiempo para comer tranquilo y disfrutar de paltas, tomates, pescados y mariscos; sus favoritos cuando está en Chile.

A pesar del ajetreo, este también fotógrafo está al tanto de lo que pasa acá, más allá del vino. En la comida posterior a la entrevista preguntó sobre política, religión y otros asuntos locales. Desafiando el cansancio, logramos tener calma para conversar un rato acerca de lo que más le interesa por estos días: el vino chileno. Eso sí, a modo de paréntesis, la conversación fue amenizada con un muy buen pisco sour. “El primero que me tomo desde que llegué a Chile”, dice Atkin.

“Recién estamos raspando la cubierta de este gran barco que es Chile. De verdad es un país único en el mundo para producir vino”.

“Me gusta lo que hacen Tinto de Rulo, Leo Erazo, Renán Cancino, Roberto Henríquez... Son todos vinos con mucha personalidad”.

“Los vinos chilenos son muy baratos, al igual que los españoles y sudafricanos. De hecho, estos son los tres países que están más infravalorados”.

Si eres suscriptor, continúa leyendo esta nota en el papel digital.

Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.