Negocios

Innovación: el modelo israelí

Nuestro columnista viajó a Jerusalén para conocer de primera mano la estrategia de ese país que lo llevó a ser líder en el mundo en innovación y tecnología. Y que entrega varias lecciones para Chile.

-

Por: Robert Funk, desde Israel

En materia del modelo productivo, Chile se encuentra estancado entre un estatismo propio de la década de los 40 y el neoliberalismo de los 90. Dicho de otra manera, es un debate entre producir más y producir más justicia. Nadie propone producir distinto.

Corfo de alguna manera representa una buena síntesis entre estos dos mundos: creado bajo del alero del modelo desarrollista de los 40, ha logrado instalar herramientas de desarrollo más propicios para los tiempos actuales. Su acelerador, Startup Chile, creado en 2010, asume la responsabilidad original de la Corfo y la moderniza, aplicando el poder y recursos del Estado para impulsar el sector privado.

Si comparamos a nivel regional, los esfuerzos de Corfo y otros han empezado a dar resultados. En numerosos rankings, como el Global Entrepreneurship and Development Index (GEDI), Chile es el primero en la región. Las incubadoras, co-works, inversionistas ángeles y oficinas de transferencia tecnológica en las universidades crean un ecosistema de innovación reconocido en el mundo. En 2016, Thompson Reuters ha rankeado el ecosistema de innovación social chileno número 6 en el mundo, detrás de Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido, Singapur e Israel...

La particularidad de la historia israelí les ha enseñado que el Estado tiene un rol importante que jugar en la creación de nuevas industrias.

Mientras Startup Chile intenta atraer talentos extranjeros a Chile, los israelíes buscan vender sus productos en el mercado internacional.

A través de la Autoridad de Desarrollo de la ciudad, hoy se organizan unos 250 eventos de networking al año para jóvenes emprendedores en Jerusalén. Casi todas las noches, algún bar o bodega abandonada es testigo del intercambio de ideas y tarjetas de presentación.

Si eres suscriptor, continúa leyendo esta nota en el papel digital.

Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.

Comparte este artículo:
  • Cargando