Revista Capital

Lobos del aire

Por: Carla Sánchez M.
Fotos: Verónica Ortíz

Primera escena: un tipo con bigote largo, al estilo de la serie Better call Saul, soba a un gato negro embalsamado en la funeraria Matta y Matta. “¿Este 18 piensas tomar y manejar? Entonces Matta y Matta es el lugar para tiqui tiqui ti”, anuncia mientras de fondo suena una cumbia. Escena dos: otro tipo pregunta “¿Atropellaste a un compatriota? Paga por tu ataúd y el de finado ¡va de regalo!”. Escena tres: los dos tipos diciendo “Porque solo se muere una vez, este 18 toma, maneja y aprovecha nuestras ofertas”. Luego el comercial, al estilo de la serie, cambia bruscamente de tono y una carabinero, bien peinada, dice: “No les des trabajo a los Matta… si este 18 vas a manejar, ninguna gota de alcohol”.

La mordaz campaña fue todo un éxito: este 2017, las fatalidades en Fiestas Patrias bajaron a la mitad. “Estábamos en un asado y vi cómo los papás viralizaban con sus hijos el comercial. Es rico darse cuenta de que estás haciendo algo más bonito que simple publicidad”, cuenta el publicista Kiko Carcavilla, quien confidencia que la campaña no fue un encargo de Carabineros, sino que “se nos ocurrió a nosotros y después se la ofrecimos a ellos”. Incluso pensaron que “nos podían tirar la campaña por la cabeza por insolente, pero la insolencia se premió con un ‘sí, vamos, dale’”.

“Matta y Matta” surgió en una de las tantas ideas que lanzan a la mesa los lunes en la reunión de pauta de Wolf BPP, la agencia fundada en 2015 por Gonzalo Baeza, Mariano Pérez y Diego Perry, quienes trabajaron más de 15 años juntos en Porta. En 2017 sumaron a José Miguel “Kiko” Carcavilla como director creativo en nuevos negocios. Otro lobo a quien califican como “una especie de hermano”...

“No sé si es por la ley nueva de financiamiento electoral, pero se ve poca efervescencia y pocas ganas de participar como la que se vEía años atrás. A lo mejor era abrumador el exceso de palomas y estupideces, pero había algo en el espíritu de la gente de participar, de ir a votar”, dice Kiko carcavilla.

“Es como que en Chile es no hubiera una industria política y en el resto del mundo hay una mega industria, partiendo por Estados Unidos”, dice Gonzalo Baeza.

Si eres suscriptor, continúa leyendo esta nota en el papel digital.
Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.