Revista Capital

Amazon y Apple en la mira de la ofensiva europea por exigir el pago de impuestos

Bruselas está intensificando sus esfuerzos para hacer que Amazon y Apple paguen impuestos en Europa, reviviendo las tensiones transatlánticas en una ofensiva de la Unión Europea contra la evasión de las grandes empresas multinacionales.

Amazon fue ordenado a pagar cerca de 250 millones de euros en impuestos atrasados en Luxemburgo después de haberse beneficiado de ayuda estatal ilegal, mientras que el supervisor de la competencia de la Comisión Europea obligará a Irlanda a recolectar 13 mil millones de euros en impuestos que debe Apple, al llevar el caso al Tribunal de Justicia de la UE (TJ).

Margrethe Vestager, comisionada europea de la competencia, dijo que todas las empresas tienen que pagar su parte justa de impuestos.

Después de una investigación de casi tres años, la comisión decidió que Amazon se benefició de un acuerdo tributario que le garantizó casi una década de apoyo estatal ilegal de Luxemburgo, el centro de sus operaciones europeas. “A Amazon se le permitió pagar cuatro veces menos impuestos que otras empresas locales sujetas a las mismas reglas tributarias nacionales. Esto es ilegal bajo las reglas de la UE sobre ayuda estatal”, detalló Vestager.

La decisión llega catorce meses después de que la comisión falló que los arreglos tributarios de Apple en Irlanda le entregaron una ventaja ilegal y ordenó a Irlanda a recuperar un récord de 13 mil millones de euros en impuestos atrasados. Cansada de esperar el pago de esa factura, Vestager decidió ayer referir a Irlanda al TJ por no implementar la decisión de 2016.

La decisión sobre Apple generó una fuerte reacción política de Washington el año pasado. La orden de recuperación de la comisión de esta semana podría reavivar las tensiones transatlánticas por la ofensiva tributaria de Europa, justo cuando Washington está considerando una reforma tributaria que alienta a las multinacionales estadounidenses a repatriar las ganancias en el extranjero que mantiene en el exterior.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.