Negocios

Cinco errores de seguridad que probablemente cometes todos los días

Es mejor que lo evites antes de que sea demasiado tarde.

-

Aunque nunca podrás estar 100% a salvo de hackers, virus y otras cosas peligrosas mientras navegas por internet, siempre hay algunos detalles que podrían dejarte más vulnerable y que deberías dejar de hacer ahora mismo.

  • Usar los mismos datos de inicio de sesión en todas partes

Usar la misma contraseña en todas tus cuentas es como usar la misma llave de tu puerta trasera para tu bóveda, tu vehículo y tu cuenta bancaria. Si alguien logra hacerse con ella, tendrán acceso a todo.

  • No proteger la pantalla de bloqueo de tu smartphone

Un 15% de los usuarios no protege su smartphone con un PIN o algún método de identificación biométrico. Hoy en día en el mercado es común encontrar sensores de huellas dactilares e incluso escáner de iris, así que no hay excusa para no usarlo. Y un código PIN largo es igual de seguro (siempre y cuando nadie lo vea cuando lo introduces).

  • No usar la autenticación de dos pasos

Ya hemos hablado de cómo las contraseñas se están filtrando más que nunca en la web, y por ello es tan útil la autenticación de dos pasos, al incluir una barrera adicional como protección de tus cuentas. Usando este método de seguridad los hackers no podrán acceder a tus cuentas ni siquiera teniendo tus datos de usuario y contraseña.

  • Compartir mucha información

Cualquier información que compartas de forma pública en internet puede ser usada para robar tu identidad, adivinar tu contraseña o responder las preguntas de seguridad que protegen tus cuentas, tales como una foto de Instagram que revele la calle en la que vives o un tweet acerca de tu perro cuyo nombre es el que usas para tus preguntas de seguridad.

  • Usar WiFi sin tener cuidado

El problema con las redes WiFi públicas es que, al igual que tu, todo el mundo puede conectarse a ellas, lo que las hace mucho menos seguras que la red WiFi de tu casa. Si realmente necesitas conectarte en una, lo mejor que puedes hacer es usar un VPN y cifrar tu conexión.  Si no quieres gastar dinero en un VPN, puedes tomar otras medidas de seguridad: revisar los términos y condiciones de conectarte a internet, solo visitar servicios en los que ya estés registrado, evita hacer cosas muy importantes en redes públicas (como acceder a tu banco) y siempre revisa que esté el icono de HTTPS (un candado en la barra de navegación) antes de introducir datos sensibles.

Comparte este artículo:
  • Cargando