Revista Capital

Negocios B: Esparciendo el Birus

Desde que trabajaba en Empresas B, Eloísa Silva tenía una idea en mente: crear un marketplace de productos y servicios que reuniera a todas las empresas certificadas para generar un ecosistema de transacciones. Debía ser un sitio virtual que, por un lado, garantizara a los consumidores que estaban comprando un bien sustentable y, al mismo tiempo, entregara una vitrina para apoyar la venta de las firmas con propósito.

Así fue como nació Mercado Birus, un spin off de la consultora Birus, donde el abogado Pablo Sepúlveda, el ingeniero civil Cristián Cifuentes y la ex gerente de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Natura, Daniela Bertoglia, asesoran a compañías para que sean más sustentables bajo los parámetros de Empresas B.

Para desarrollar Mercado Birus postularon a un capital semilla de Corfo, lanzaron una plataforma de prueba para la Navidad pasada y se lanzaron con todo en abril de este año. Hoy están enfocados en alimentación, limpieza de casa, cosmética y regalos, y también ofrecen servicios de canastas de frutas y verduras y reciclaje a domicilio.

Actualmente tienen cerca de 200 cliente inscritos, un tercio de los cuales son compradores recurrentes y ofrecen productos y servicios a lo largo de todo Chile. “La idea es ser una especie de Amazon pero solo de productos que tengan un impacto positivo”, explica Eloísa, quien agrega que desde que lanzaron la plataforma han derribado algunos mitos: “Estaba el supuesto de que este tipo de productos y servicios solo los compran personas ABC1 de ciertas comunas. Y no es así, hay de todas las comunas y de todo Chile”.

Para lograr repartir, se asociaron con DHL como partner estratégico y cuentan con una bodega en Núcleo Vespucio, donde almacenan los productos que las empresas les entregan en consignación. Gracias a este modelo, explica Eloísa, cobran una comisión más barata a sus proveedores (alrededor de 25%), lo que les permite, además de ser sustentables, ser más competitivos que otros sitios de e-commerce donde las comisiones pueden llegar hasta el 40% del producto.

“Estamos partiendo todavía, pero proyectamos tener números azules a fines de 2018. Ya hicimos una primera ronda donde levantamos 170 millones en capital con 58 socios, una inversión atomizada con personas que comulgan con nuestro propósito, y ahora estamos iniciando la segunda ronda”, señala.

Sus planes son consolidar el modelo y expandirse a Colombia y Europa, donde ya tienen alianzas estratégicas e inversionistas interesados.