Revista Capital

Elon Musk quiere conectar nuestro cerebro con un computador

Elon Musk ya ha manifestado su preocupación frente a la Inteligencia Artificial, que podría dejar al ser humano atrás en términos de competencia intelectual. De hecho, una de sus predicciones es que los humanos vamos a tener que fusionarnos con las máquinas para no acabar siendo irrelevantes.

Y siguiendo con esa idea, Musk cree que la solución a los futuros problemas apocalípticos con la IA es añadir una capa de inteligencia artificial a nuestra propia inteligencia. Y ya está dedicado a ello.

Según fuentes cercanas al empresario que cita el Wall Street Journal, Musk ha tomado un papel activo en la creación de una startup con sede en California llamada Neuralink, y podría desempeñar un papel de liderazgo.

El fundador de PayPal, Tesla y SpaceX quiere crear algo que llama "neural lace" (lazo neural), que permitiría, por ejemplo, escribir un texto en la computadora o smartphonecon solo pensarlo. Lo que Musk quiere es implantar pequeños electrodos cerebrales que pueden cargar y descargar pensamientos.

Para Elon, ya somos en parte artificiales, ya que llevamos en el bolsillo una conexión externa a una red que nos permite comunicarnos o contestar cualquier pregunta. Lo que el millonario pretende es que esa interfaz entre el hombre y la máquina sea más eficiente.

Su objetivo final es desarrollar un dispositivo en forma de red que pueda implantarse en el cerebro y mejore la capacidad del ser humano gracias al apoyo de una IA. En otras palabras, llevar un asistente personal en la cabeza.

Eso sí, los primeros productos de Neuralink podrían ser implantes más simples para tratar trastornos como epilepsia o depresión.