Negocios

Radio actividad

El 2016 fue un año movido para las radios y se espera que en éste la actividad se acelere. El dial se ha vuelto atractivo para grandes conglomerados: primero fue Canal 13 y ahora parece ser el turno de Mega. Conexión con una audiencia que no cede, credibilidad y sinergias son las fuerzas que explican el fenómeno.

-

Por: Natalia Saavedra

A varios directivos les ha sonado el teléfono. También a periodistas y ejecutivos de áreas comerciales. El mundo de las radios está activo, no sólo a nivel de grúas que buscan talentos, sino que también a nivel estructural o industrial.

Varios negocios se han cerrado y se sabe que hay otras posibles operaciones en pleno desarrollo: si en 2012 Canal 13 fue quien reordenó las piezas de este mercado, hoy Mega promete hacer algo parecido. Acaban de oficializar la compra de radio Carolina, una de las joyitas de Copesa, y el mercado está a la espera del avance de negociaciones con otros grupos para ampliar su presencia.

Es una nueva etapa, aseguran los operadores de este mercado, en la cual la televisión se está metiendo en la radio para conformar grupos multiplataforma. TVN también podrá hacerlo en el futuro, luego de que la ampliación de su giro le diera luz verde para entrar al rubro. A la par, algunas señales informativas del dial están apostando por crear canales digitales y proyectos informativos acordes a los tiempos.

Cooperativa ha puesto fichas en su proyecto “.cl” y Biobío (de la familia Mosciatti) se ha lanzado con el periodismo denuncia e investigación. En tanto, señales independientes como La Clave se han unido a otros medios para lograr mayor alcance.

¿Qué atractivo tiene el dial? Sobre todo influencia, aseguran quienes conocen este mundo, a lo que se suma el que las radios han sabido resistir dignamente dentro de la contraída industria de los medios de comunicación.

1, 2, 3, probando

“Hay que ver dónde va el negocio”, asegura Luis Ajenjo, actual gerente general de la Compañía Chilena de Comunicaciones. El grupo –que depende de una fundación ligada a la DC– vendió el año pasado radio Universo, entonces su segunda señal junto a Cooperativa, a El Mercurio. El negocio se cerró en más de US$ 6 millones y según el ejecutivo respondió a una decisión estratégica dentro del cambio de perfil que se está dando dentro de la frecuencia modulada.

“Compramos Universo en enero del 2006 con excedentes, pensando en desarrollar un negocio similar al que teníamos. Había sinergias y ventajas. Nos fue muy bien generando excedentes para abordar al segmento digital, al que en esa etapa había que ponerle mucha plata. Pero el negocio musical dejó de ser tan bueno y el objetivo por el que compramos no se cumplía. La radio nunca llegó a ser un costo, pero el excedente bajó. Por eso decidimos vender”, detalla Ajenjo...

Si eres suscriptor, continúa leyendo esta nota en el papel digital.
Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.

Comparte este artículo:
  • Cargando
  • Carlos Medina

    TRABAJE EN RADIOS ya hace mucho, primero haciendo mi práctica de periodismo en Radio del Pacífico, luego como periodista estrella y de planta de Radio Balmaceda y finalmente antes de entrar en el gobierno de Allende (de lo que me averguenzo) nuevamente en la Pacífico. Me gustó mucho más la televisión como director de OPINION del canal 4 de Centroamérica y después en TV-Lund de Suecia. Opino que la radio chilena NO LE SACA TODAS LAS GANANCIAS que se pueden hacer con las radios, ni la mitad. Me huelo que siguen pensando como en la radio de los 60 y nada que ver con las poderosas radios que son las españolas, francesa o británica dirigidas a las amas de casa, los automovilistas, los taxistas y trabajadores nocturnos. En España con figuras que ganan por encima del millón de euros anuales, como mi amigo Iñaki Gabilondo, Matias Prat, Concha Campoy, Pepa Bueno y tantos otros. ¿Hay radios en Chile que se atrevan a fichar a figuras consagradas por más de un milloncito de dólares? Oigo propuestas:
    ipaneswsuk@eircom.net

Síguenos en Facebook

x