Negocios

Las algoritmicosas de Facebook

La seductora idea de que un algoritmo puede reemplazar a los humanos se tomó el 2016 por asalto. Desde dejarlos manejar nuestros autos hasta averiguar cuál era la siguiente película que teníamos que ver en Netflix, ellos tenían todo solucionado. Hasta que claro, ganó Trump.

-

facebook

• Silicon Valley siempre quiere ser mejor (aunque eso sea malo para todo el mundo).

No es ningún secreto que los chicos del valle de Santa Clara tienen una obsesión por automatizar todo. Para ellos, unas buenas líneas de código pueden reemplazar las decisiones humanas y tener el mismo grado de éxito. Y efectivamente, en algunos casos funciona, como Tesla o Google con sus autos que se manejan solos, pero hay veces que todo puede salir mal, muy mal, como en el caso de Facebook, las noticias falsas y la elección del presidente 45 de Estados Unidos.

• En los algoritmos confiamos (y no deberíamos).

Ocurrió a principios de este año, cuando Mark Zuckerberg decidió un viernes en la tarde que era el momento de prescindir del equipo de periodistas que editaban el módulo de noticias destacadas de su red social. Hasta entonces, ellos se habían encargado de filtrar el contenido de manera que las noticias falsas no se volvieran populares, pero el CEO de Facebook estaba seguro de que un algoritmo podía hacer ese trabajo mejor, más rápido y, obviamente, de manera más económica. Pues bien, lo cierto es que sólo 72 horas después, la noticia más popular en Facebook era falsa (y ya no había nadie que la pudiera corregir).

• Pero momento, ¿qué es un algoritmo?

Muchas veces nombrada, pocas veces comprendida, la palabra algoritmo suena a futuro, a robots y a buenas decisiones. En lo concreto, un algoritmo es un muy bien definido procedimiento que le permite a una máquina o app resolver un problema. Los algoritmos pueden ir mejorando con el tiempo (solucionan más problemas, aprenden y se vuelven más robustos), pero como aprendimos, todavía no tienen criterio.

• Nadie se equivoca como los humanos.

Cuando Facebook, la caja de resonancia más perfecta del planeta, entregó sus noticias a los algoritmos se pudrió todo. Un grupo más o menos importante de personas se dedicaron a escribir noticias falsas y a moverlos por Facebook. Noticias como que el papa Francisco había dado su apoyo a la candidatura de Donald Trump o que Hillary iría a la cárcel tenían enormes tasas de “Me gusta” y se compartían entre miles de personas. Así, millones tomaron decisiones en torno a noticias inventadas. (Honestamente, tampoco ayudó que un estudio recién publicado de Stanford estableciera que la mayoría de los estudiantes norteamericanos no son capaces de distinguir entre noticias de verdad o mentira).

• Motín a bordo.

Después de las elecciones, Zuckerberg ha dicho hasta el cansancio que la idea de que las noticias falsas propagadas por Facebook tuvo que ver con el resultado de la elección, es algo muy loco. Pues bien, de acuerdo a Buzzfeed, existe un grupo de importantes ejecutivos de la red social que están, por ahora en secreto, evaluando si su empresa pudo hacer más por el tema. Todavía no hablan de contratar periodistas, pero ¿quién sabe? Quizás para el 2020, cuando Trump vaya por la reelección.

Comparte este artículo:
  • Cargando

Síguenos en Facebook

x