Revista Capital

La arremetida de Max Luksic en el 13

Por: María José Gutiérrez
Ilustración: Ignacio Schiefelbein

Dos semanas antes de su llegada, Rodrigo Terré –asesor histórico de Andrónico Luksic– llamó por separado a René Cortázar, presidente ejecutivo del canal; Cristián Bofill, en ese entonces director ejecutivo; Alejandra Pérez, que se desempeñaba como subdirectora ejecutiva, y Jaime de Aguirre, ex director de programación. “Max Luksic llega a trabajar al canal”, les dijo.

El tercero de los cinco hijos de Andrónico Luksic, después de poco más de 10 años en Estados Unidos, Suiza, China y Croacia, quería volver a Chile. Conversó con su padre.

“Quiero trabajar en los negocios de nosotros, los Luksic Lederer”, le habría dicho. Hasta entonces y por los últimos dos años había estado en Dubrovnik administrando la parte operativa de los hoteles que el grupo tiene en Croacia y que lidera su hermano Davor, mientras su hermano Andrónico (Luco) trabajaba en Antofagasta Minerals junto a Jean Paul. Ambos negocios son parte del grupo.

Entre la estancia Las Margaritas –el proyecto conservacionista de su padre en Villa O’Higgins– y Canal 13, la opción parecía obvia.

Han pasado poco más de dos meses desde su aterrizaje en Chile y en la estación privada, donde tuvo un período de inducción en el área de marketing. El lunes asumió como ejecutivo de negocios de medios digitales. Es el primer rol ejecutivo que toma un Luksic en la estación que compró Andrónico en 2010, cuando pagó a la Universidad Católica 55 millones de dólares por el 67% de la señal. Un negocio que completa su tercer año de pérdidas –que llegaron a $2.328 millones en el tercer trimestre–, que ha tenido cinco directores ejecutivos en seis años, que empata en el segundo lugar de sintonía con Chilevisión y que la semana pasada concretó 20 despidos en el área de prensa, que se suman a los 46 desvinculados a fines de octubre, cuando se reestructuró el canal y se nombró a Alejandra Pérez como directora ejecutiva en reemplazo de Cristián Bofill, que volvió al cargo de director de Prensa...

Suscríbete AQUÍ para continuar leyendo.