Negocios

Debate sobre el modelo de negocios de Uber tras asesinatos en Michigan

Se está cuestionando la relación contractual de la empresa con sus conductores y su responsabilidad sobre sus acciones.

-

uber

El servicio de taxis basado en Internet, Uber, un gran éxito comercial presente en cerca de 400 ciudades de 70 países, está transformando la industria mundial.

Sin embargo, mientras la empresa crece cada vez más, comienza a enfrentar nuevas amenazas inesperadas, con varios de sus choferes implicados en delitos que van desde faltas menores hasta homicidios.

Los casos están concentrando la atención directamente en el centro del modelo de Uber, con cuestionamientos a la relación contractual de la empresa con sus conductores y su responsabilidad sobre sus acciones.

Jason Dalton se había inscrito como chofer para el servicio de Uber a fines de enero y había transportado a cerca de 100 pasajeros. Los usuarios se habían mostrado satisfechos con su desempeño y lo habían calificado con una nota 4,7 de un máximo de cinco en la aplicación del smartphone.

El sábado 20 de febrero, sin embargo, Dalton se embarcó en una frenética ola de homicidios, y sin una razón aparente condujo durante cinco horas disparando a ocho personas al azar y asesinando a seis. Durante ese tiempo, y entre sus distintas paradas, Dalton sorprendentemente siguió transportando pasajeros para Uber.

Más allá de su sistema de control, los últimos casos están centrando la atención sobre la naturaleza de la relación contractual entre la compañía y quienes conducen los vehículos, y cuál es su responsabilidad sobre ellos.

Los conductores de Uber no son empleados, sino contratistas independientes que ofrecen sus servicios a través de la plataforma de la compañía. Cualquiera que tenga un celular y una licencia de conducir puede inscribirse. Incluso quienes no tienen un vehículo pueden adquirirlo a través de un préstamo de la propia compañía que se descuenta mensualmente.

Por eso, Uber no paga pensiones ni servicios de salud a los conductores, que deben cubrir sus propios gastos y no están cubiertos por las leyes de salario mínimo y horas extras.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.

Comparte este artículo:
  • Cargando
  • Lobo Feroz

    Piratas.

Síguenos en Facebook

x