Lazos que atan - Revista Capital

Cultura

Lazos que atan

El hilo fantasma bien puede ser la mejor película estrenada en la presente temporada de Oscar. No tiene muchas posibilidades de ganar, pero qué importa: su inmersión en las tensiones y los misterios de la relación de pareja es total, ardiente, magnífica.

-

Por: Christian Ramírez

"Tal vez deberías ir a dar una vuelta por el campo”.

Siguiendo el consejo de su hermana Cyril, Reynolds Woodcock –exitoso diseñador de alta costura, heredero de la empresa familiar The House of Woodcock, soltero codiciado e insondable- acelera por la campiña en su Jaguar, carga gasolina y luego entra a un restaurant del camino. Se sienta solo, observa al resto de la clientela hasta que su mirada se posa en una de las camareras. En su rostro, su cuello, su espalda, sus manos. Es un hábito: está acostumbrado a calcular casi de inmediato las medidas de las mujeres a las que viste con sus creaciones; pero en este caso no son los potenciales diseños que visualiza en la mujer lo que llama su atención. Ella lo inspira. La chica se acerca, le toma el pedido. Su nombre es Alma. Él siente un súbito acceso de hambre. No puede parar de agregarle cosas a su plato…

Dirigida por P.T. Anderson, ha obtenido una publicidad insospechada luego de que Daniel Day-Lewis anunciara su retiro del cine tras su filmación.

Si eres suscriptor, continúa leyendo esta nota en el papel digital.

Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.

Comparte este artículo:
  • Cargando