Revista Capital

Mark Hamill demuestra cómo se usa la Fuerza a la vieja usanza

No todo lo bueno de las películas debe ser CGI, y así lo demostró Mark Hamill, quien da vida a Luke Skywalker en Star Wars, en una entrevista en The Graham Norton Show, donde explicaba que George Lucas, creador de la saga, decía que su filme era la “película de bajo presupuesto más cara de la historia”, lo que significaba se tenía que utilizar cada céntimo muy bien. Esto tuvo un impacto directo en cómo representaban la Fuerza.

Según Hamill, la clave estaba en ser ingenioso. Por ejemplo, cuando estaba colgado boca abajo en la cueva del Wampa, "tenían atado mi sable láser a una caña de pescar. Me lo quitaron de la mano [con la caña de pescar] y luego simplemente pusieron la misma escena al revés. Así que es muy simple, pero la ingeniosidad era tremenda. Ahora utilizan CGI y gastan demasiado dinero".

Norton, el presentador, a continuación le pidió a Hamill si podría hacer una demostración de cómo se hacía la Fuerza en la vieja escuela utilizando una naranja de la mesa. El producto, desde luego, es genial y demuestra que el CGI no es la única solución para los efectos especiales.