Cultura

Para México, con amor

Coco es la nueva película de Pixar que, aparte de dejarte seco de tanto llorar, es una verdadera oda a la cultura mexicana.

-

Primero que todo, quiero decir que al escribir estas líneas, escuchando la canción "Recuédame" de la película, estoy a punto de llorar, pero no lo haré porque soy una mujer adulta en una oficina llena de periodistas...

Hace una semana se estenó Coco en Chile y, junto con Wonder, creo que es una película que tienes que ver sí o sí. Además de ser una linda historia de Pixar sobre la familia (algo en lo que ahondaré más adelante), Coco nos muestra lo mejor y más hermoso de la cultura mexicana, sin clichés, exageraciones, estereotipos o combinaciones con otras culturas latinoamericanas. Nos muestra el corazón de México en una de sus fiestas más conocidas, el Día de Muertos, y justo en un año en que la xenofobia ha estado presente sobre todo para los Latinos de América del Norte (porque sí, México queda en Norteamérica. Ahí quedaste, EEUU, deja de creerte tan importante).

No es un secreto que con la llegada de Trump, el odio o aversión a los mexicanos por parte de sus vecinos estadounidenses ha ido en crecimiento, porque claro, se los ve como ladrones, drogadictos y no sé qué otras barbaridades. Pero llega Pixar a dar un poco de luz y verdad a la situación. México no es como crees, Trump, y para probarlo, estuvieron durante seis años (S-E-I-S-A-Ñ-O-S) estudiando, conociendo e intentando dar vida en una película a la cultura mexicana. Y bueno, esos años han dado fruto.

Fue todo un desafío y una responsabilidad enorme construir el mundo en que se desarrollan los personajes sin perder la veracidad y el respeto hacia una cultura de cientos de años. Y fueron los mismos mexicanos quienes dieron el visto bueno a esta película, convirtiéndola en el largometraje animado más visto en la historia del país. Y cuando vayas a verlo, vas a querer ser mexicano.

Coco no es ni el niño, que se llama Miguel, ni el pero que lo acompaña, Dante. De hecho, Coco es la bisabuelita de Miguel, una viejita toda arrugada que apenas se mueve y casi no habla, pero que, a pesar de todo, es muy parte de la familia, y muy parte de la vida de Miguel, y es una parte importante de la película, porque claro, por algo lleva su nombre, y es tan bonito todo que me dan ganas de llorar de nuevo.

En fin, que Miguel quiere ser músico y su familia no lo deja, porque tienen prohibida la música desde hace varias generaciones. Pero igual el niño se va a tocar la guitarra y PUM, llega al mundo de los muertos junto a Dante, un perro callejero que lo acompaña. Ahí se reencuentra con sus familiares a los cuales conocía por fotos en el altar de la familia. Entonces, empiezan las andadas para devolver a Miguel al mundo de los vivos y para que él pueda tocar música porque es su inspiración y lo lleva en la sangre y no lo puede negar. Toda esta aventura es muy entretenida, tiene gags muy graciosos y partes muy emocionantes.

Salpicada de varias canciones, la película va desde los boleros, rancheras y música inspirada en lo más profundo de México y que llegan hasta el corazón del espectador ...y sí, vuelvo a acordarme y como que me entró una basurita al ojo... además, Coco muestra la importancia de la familia, de toda la familia, desde el integrante más jóven hasta el más anciano y los que ya nos dejaron, pero que siempre están en nuestras memorias y corazones. Pone en la palestra la unión entre tíos, primos, padres, abuelos y una cohesión familiar que a veces nos falta.

Algunos (que obvio no han visto la película) dicen que se parece al Libro de la Vida, y déjenme decirles que no, para nada. En lo único que se parece es que está ambientada en el Mundo de los Muertos y fin, nada más. La historia es totalmente diferente y el estilo y todo. Además, en Coco vas a llorar mucho.

Reitero mi invitación a que vean esta película (con pañuelos en mano). Se van a reír mucho, va a ser una explosión de colores y dejará un momento para reflexionar. Y sí, van a llorar, pero no tanto de pena, sino que de emoción, y ese es un llanto mucho más bonito.

Comparte este artículo:
  • Cargando