Cultura

No es la diversidad la que está disminuyendo las ventas de Marvel Cómics

Thor mujer, una Iron "Man" negra, un spiderman multiracial y una Ms. Marvel musulmana no son el problema.

David Gabriel, vicepresidente de ventas de Marvel Cómics cree que el declive en ventas de su compañía se debe a los esfuerzos que ha llevado a cabo su estudio por incrementar la diversidad y los personajes femeninos. Según el empresario, "la gente está harta de diversidad. No quieren personajes femeninos en las páginas. Se trata de lo que he oído, tanto si nos los creemos como si no".

Después, Gabriel publicó un comunicado aclaratorio en el que decía que algunos minoristas sentían que los héroes más importantes de Marvel estaban siendo abandonados, pero que sí que había lectores para personajes como Ms. Marvel y Miles Morales que "estaban entusiasmados con los nuevos héroes".

"Dejadme que aclare una cosa. ¡Nuestros nuevos héroes no se van a ningún sitio! Estamos orgullosos y emocionados por seguir introduciendo personajes únicos que reflejan nuevas voces y nuevas experiencias dentro del universo Marvel y que a su vez se unen con nuestros héroes icónicos".

Entonces, la discusión en Marvel (un poco) es si los nuevos personajes, como son Thor femenino; Riri Williams, una adolescente negra que protagonizó la historia de Iron Man bajo el nombre de Ironheart; Miles Morales, un Spiderman multirracial y Kamala Khan, una musulmana adolescente que a día de hoy es Ms. Marvel, son el problema de las bajas ventas. O quizás es algo más allá que ellos mismos no quieren ver.

Probablemente, y con la "era Trump" sea mucho más fácl culpar a la nueva diversidad de personajes, ya que "hay muchos racistas", pero creo (y esta es opinión personal, al igual que las siguientes líneas) que el problema no es que el protagonista sea negro o una mujer o una musulmana, sino que parece que no hay nuevas ideas.

Es como que tomaron un personaje muy querido como Thor, y decidieron cortar su brazo y que no pudiera levantar el Mjölnir y derepente una chica va y lo toma y salva el mundo, convirtiéndose en la nueva Thor. Luego, un chico de padre negro y madre latina se convierte en otro spiderman porque parece que con uno no bastaba. Y por si fuera poco, Bruce Banner ya no será el increíble Hulk, sino que un nuevo chico asiático tendrá los poderes del gigante verde. Y los originales quedan en el pasado y son sustituídos por una diversidad que, al final, son lo mismo pero en otras formas y colores.

En lugar de integrar un chico multiracial con nuevos poderes al universo de Marvel que ya, bienvenido sea y con alegría, o una nueva chica que viva en Asgard y pueda ayudar a Thor con otros poderes sí, genial, me encanta, decidieron que era mejor matar a los originales, pero que sus poderes no se pierdan y que (a veces inexplicablemente) pasen a otros. Así porque sí.

El problema es que la diversidad de los personajes es porque sí (porque es políticamente correcto) y no una decisión natural. O a veces luchan demasiado por su diversidad (por ser negro, por ser mujer, por ser lesbiana, por ser latino, etc.), y uno quiere leer una historia heróica, no un adoctrinamiento continuo. E incluso dentro de las viñetas se trata de forma racista o con misoginia, entonces ¿de qué estamos hablando? ¿De poner personajes diversos para burlarse de ellos? No, señores Marvel. Así no funciona el cuento.

En general, uno lee los cómics para divertirse, a veces para sentirse identificado o soñar con los poderes de cada uno de los superhéroes. Y antes hubo personajes negros (Black Panther) o mujeres (Ms. Marvel) e incluso con discapacidad (Daredevil) y eso nunca molestó a nadie, porque las historias eran entretenidas y los personajes, queribles. Están ahí por una razón y tienen problemas como la gente común y peleas como la gente superheróica. Y había una línea en la historia. Pero ahora ni eso.

El problema de Marvel no es la diversidad, sino contar una y mil veces la misma historia, y "cambiar para siempre" el universo para después dejarlo como estaba, que intentan cambiar poniendo "nuevos" personajes que al final son lo mismo que el anterior pero, como dije antes, con otra forma o color, pero que les pasa lo mismo básicamente que leímos con el original.

Y lo peor es que, si te encariñas con uno de los nuevos personajes y realmente te gusta su historia, tienes que comprar como diez series alternativas para entender qué pasa en la línea principal de la historia que estás siguiendo y como diez más para entender las otras y al final, es una pura gastadera de dinero para que todo quede como en el primer capítulo. Y una no es Tony Stark para andar gastando billetes así como así.

Marvel, les doy un consejo. Creen personajes femeninos nuevos, personajes latinos nuevos, personajes negros, asiáticos, altos, bajos, ciegos, sordos nuevos. No que un personaje que nada que ver derepente tenga los poderes de los héroes que conocemos desde siempre (en serio, aún no entiendo por qué Jane Foster es la nueva Thor...). Por último, que sean los hijos los que hereden algún poder. Eso sería más razonable. ¡Ah! Y que las historias se cuenten por sí solas, por favor. Estoy dispuesta a comprar toda la historia de Ms. Marvel, pero que no me metan a la fuerza otras historias para venderme más.

Si hay un descenso generalizado en ventas se debe a que Marvel ha dividido y reenumerando series, lanzando eventos cada tres meses y agotando la paciencia y los bolsillos de los lectores con historias en las que no pasa nada.

Comparte este artículo:
  • Cargando
  • Eduardo Ravanal McMoran

    Concuerdo plenamente con tu planteamiento

Síguenos en Facebook

x