Revista Capital

¡Esperar un año para la nueva temporada!

El domingo pasado terminó la sexta temporada de ‘Game of Thrones’, que respondió varias preguntas que venían arrastrándose desde la primera temporada y dejó algunos cabos sueltos para seguir entusiasmados con los nuevos capítulos que vendrán en el futuro. Pero, ¿cuál es el problema en todo esto? ¡Que tenemos que esperar todo un año para saber qué pasará!

Y sí, entre la quinta y la sexta temporada tuvimos que esperar un año, lo mismo entre la cuarta y la quinta, etc. Un año entero de teorías, de suspenso, de angustia (cómo olvidar la muerte de “ese” personaje que provocó disputas sobre si estaba o no muerto de verdad y para siempre) y de espera, básicamente.

Y no solo Game of Thrones nos hace esperar toda una vida para saber qué pasará (toda la vida de un niño de un año), sino que son varias las que nos dejan varios meses en vilo. Ahora se usa mucho esto de dividir las temporadas y dar la mitad a inicios de año y la otra mitad seis meses después, con un final que no nos deja dormir por saber qué es lo que pasa (a ti te hablo, The Walking Dead).

Porque no solo hay que esperar una semana para ver el siguiente capítulo(aunque eso me gusta, me alegra el día porque estoy esperando algo), sino que después hay que esperar meses. ¿Y qué se hace por mientras? Después de caer en depresión post-final-serie-favorita, te lees todas las teorías existentes, las críticas y haces las tuyas propias. Algunos leerán uno que otro fanfic (no lo nieguen, sé que más de uno lo hace) y al final buscarán otra serie para llenar el vacío.

Pero, ¿saben? Esperar un año o seis meses no es tan terrible, porque al menos estás seguro de que habrá una continuación de la historia. Sí, sí, tal vez el final de temporada te dejó con el corazón en la mano, o con miles de preguntas sin respuesta, pero pase lo que pase, tendrás más episodios y estás seguro de ello incluso desde antes de que termine esta tanda de capítulos.

Sería mucho más terrible si terminara la temporada, te deja con mil dudas y no sabes si continúa o no. Y para quienes aman el animé, sabrán que esto pasa a menudo. No es por quejarme (sí lo es), pero hasta cuándo tendremos que esperar la segunda temporada de Shingeki No Kyojin. Nos ilusionan diciendo una supuesta fecha y luego nos rompen el corazón cancelándola, para volver a ilusionarnos y tenernos con el alma en un hilo.

Así que, queridos fanáticos de Game of Thrones, sé que es difícil esperar tanto para una nueva temporada (sobre todo ahora que no hay libro para saber más o menos qué podría pasar), pero nos queda la esperanza y la seguridad de que en estas fechas el próximo año continuará la historia. Amén.