Cultura

Día de la Independencia 2, vuelven los extraterrestres y son peores

¿Se acuerdan en la primera cuando aparece la nave espacial gigante y empieza a destruir EE.UU? Bueno, esta vez pasa algo parecido pero como un millón de veces peor.

-

idr

El martes, gracias al auspicio de Hermes el Sabio (bueno, más que auspicio, me gané una entrada que él estaba sorteando) pude asistir al Avant Premiere de “Día de la Independencia: Contraataque”, y quería contar un poco de la película, pero sin spoilers, para que se entusiasmen y la vayan a ver, así que sigan leyendo sin miedo.

Quisiera empezar por darles un par de consejos para antes de verla. Primero, es importante que hayas visto Día de la Independencia, película donde Will Smith es el protagonista, ya que hay muchas referencias a lo que ocurrió esa vez y muchos personajes que se repiten, aunque claro, esta película está ambientada 20 años después de la primera invasión (tiempo que pasó en realidad entre la primera y segunda película, vaya). El otro consejo es que no tomen muchos líquidos antes, porque la película dura dos horas y media, y no querrás perderte nada.

La película está ambientada en un Nueva York futurista (aunque igual es 2016), donde todo es más moderno que en la actualidad, con tecnología anti-aliens, una presidenta (¿Hillary, eres tú?) al mando de EEUU y una base en la luna para evitar nuevos ataques.

Dylan Dubrow-Hiller es hijo Steven Hiller (Will Smith) y junto con Jake Morrison (Liam Hemsworth) son los protagonistas de la película. Aunque no aparecen mucho. De hecho, quien habla y explica lo que está pasando es David Levinson, que ya habíamos visto en la primera película porque claro, es el experto de expertos. También aparecen otros personajes antiguos, como el ex presidente, el doctor Brackish Okun y varios más.

idr-liam

¿Se acuerdan en la primera cuando aparece la nave espacial gigante y empieza a destruir EE.UU? Bueno, esta vez pasa algo parecido pero como un millón de veces peor. En serio, es súper trágico todo y muy terrible. Hay una muerte en especial que conmueve mucho, pero pasa tan rápido que uno no alcanza a ponerse triste. Ya van a ver. Pero en fin, que la destrucción es enorme y da mucho, mucho miedo.

Los efectos especiales son excelentes y los extraterrestres, temibles. Bueno, a mí no me dieron miedo, pero mi amiga decía que iba a tener pesadillas, y eso que vio el Conjuro 2 y no la sufrió tanto ("la monja no daba tanto miedo como esos bichos").

Como en la primera, hay algunas dosis de humor donde todo el cine se rió a carcajadas, pero más que nada, había mucho patriotismo. Había algunas arengas en las que solo les faltaba que se viera la bandera de Estado Unidos flameando en el fondo. En serio, casi veía que venía un águila y se posaba en el hombro de -la personas que estaba hablando sobre sacrificio, unión y lucha- mientras podía escuchar en mi mente en himno nacional. Casi me pongo de pie con la mano en el pecho.

En fin, recomiendo mucho la película, aunque hubiese querido ver un poco más de Liam Hemsworth, pero más allá de eso, todo bien. Me emocionó, me asusté, me dejó intrigada y logró que me angustiara. Como película, excelente. Solo espero que nunca (jamás en la existencia) una nave extraterrestre gigante quiera deshacerse de nuestro planeta.

Comparte este artículo:
  • Cargando

Síguenos en Facebook

x