El encuentro de hoy debía enfocarse en poner fin formalmente a la Guerra de Corea y buscar la completa desnuclearización.

  • 16 mayo, 2018

Corea del Norte canceló ayer abruptamente una nueva reunión de alto nivel que estaba agendada para hoy con Corea del Sur, en rechazo a los ejercicios militares que ésta última realizó en conjunto con Estados Unidos y que describió como una “provocación”.

Además, el régimen sembró dudas sobre la histórica reunión planificada para el 12 de junio con el jefe de la Casa Blanca, Donald Trump.

“Este ejercicio dirigido contra nosotros que se está realizando en Corea del Sur, es un desafío flagrante a la Declaración de Panmunjom y una provocación militar intencional que va en contra del desarrollo político positivo en la Península Coreana”, citó la agencia de noticias surcoreana Yonhap a KCNA.

EEUU también tendrá que llevar a cabo cuidadosas deliberaciones sobre el destino de la cumbre prevista entre Corea del Norte y EEUU a la luz de este provocativo alboroto militar”, agregó.

El encuentro de hoy debía enfocarse en los planes para implementar una declaración surgida de la cumbre de abril, incluyendo promesas de terminar formalmente la Guerra de Corea y buscar la “completa desnuclearización”, dijo ayer el Ministerio de Unificación del Sur.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.