Coffe Break

Camilo Feres. El asesor menos conocido de Marco

4857-d4f5e9b3-camilo-feres

Se conocieron hace menos de un año, pero es –ni mas ni menos- que el responsable de la estrategia y de los contenidos.


Hasta octubre del año pasado no se conocían. Hoy, son inseparables. No sólo planifican la semana en extensas reuniones cada domingo en la noche, sino que están contactados durante todo el día, comentando y articulando cada uno de los pasos del candidato presidencial independiente, Marco Enríquez-Ominami.

Periodista de la Universidad Arcis y magíster en Sociología de la Universidad de Chile, Camilo Feres se ha transformado en indispensable para el parlamentario. El vínculo profesional entre ambos comenzó cuando Feres –propietario desde hace 6 años de una empresa de gestión comunicacional llamada Entrelíneas- lo asesoró a fin de reforzar su imagen como parlamentario y presidente de la comisión de Régimen Político. Ahí surgió la idea de crear una plataforma política para Enríquez-Ominami, basada en el cambio del sistema como un foco de debate y aprovechando también la juventud del parlamentario.

¿Cómo llegaron a una candidatura presidencial? Feres reconoce que “inicialmente, no estaba claro cuál iba a ser el rumbo de las cosas” y que “fueron surgiendo muchos elementos que escaparon a nuestro control”. El principal, toda la polémica surgida en las primarias de la Concertación y la decisión de Marco de tomar distancia del grupo de los “díscolos”. Este paso, “salirse del rincón al que te tienen asignado”, ha sido clave para los resultados obtenidos hasta ahora, plantea Feres. También les ayudaron mucho, agrega, “los errores de personajes de la Concertación, porque fueron agudizando el escenario de desgaste sobre el cual estábamos construyendo el discurso y la crítica y, a partir de eso, la propuesta”.

Lo primero en lo que se enfocaron fue en hacerlo un candidato viable, que pudiera competir. Actualmente, la meta –y sobre todo tras la última encuesta CEP- es que la población lo visualice como un presidente viable, con atributos para esta tarea. Para esto van a dejar “los pies en la calle”, anticipa este periodista, quien reconoce que al principio vio este rol como un trabajo más y hoy está transformado en un adherente de Enríquez-Ominami. De hecho, anticipa, “voy a votar por Marco”, aunque eso signifique salirse de la historia familiar, marcada por el Partido Socialista. Camilo es hijo del gerente general de La Nación, Patricio Feres, y sobrino de la ex directora del Trabajo, María Ester Feres, activa militante del PS.

Para Feres, los últimos meses han sido como un tsunami. De hecho, su tesis para terminar el magíster en sociología aguarda las elecciones y el fin de la campaña. Admite que a estas alturas tiene un alto nivel de complicidad y afinidad intelectual con Enríquez-Ominami respecto de lo que hay que hacer, que es “demasiado”, reconoce. Su principal amenaza es el tiempo. Están en una verdadera carrera, comenta, y reseña tareas como recorrer Chile para aumentar el porcentaje de conocimiento del abanderado, organizar en un programa único las propuestas que han surgido separadamente para jóvenes, pymes, derechos civiles y pobreza, y tratar de llegar a los sectores más difíciles, no los urbanos y más informados, sino las zonas rurales y apartadas. Para eso ya está reforzando el equipo. A los periodistas que habitualmente trabajan en la campaña, 4 en total, sumó recientemente una responsable de contenidos, que será la ex directora de la ONG Participa, la cientista política y asistente social, Andrea Sanhueza.

Comparte este artículo:
0