Revista Capital

¿Tea party chileno?

Si José Antonio Kast marca 7% u 8% de los votos en las elecciones del 19 de noviembre, podría dar pie para que se arme un nuevo partido conservador. Lo dijo el profesor de la UC y miembro de ese comando, Gonzalo Rojas, quien renunció a la UDI para apoyar al candidato.

No es el único que piensa así. Desde el think tank católico “Observatorio de la Cultura” se está articulando Fuerza Conservadora, una especie de espacio político amplio donde todos quienes se identifiquen como conservadores puedan reunirse y discutir sus ideas. “Queremos que los conservadores se sientan apoyados cuando den peleas adentro de sus partidos, hasta hora se han sentido muy solos”, dice Henry Boys, el líder de la iniciativa. La idea es que el nuevo frente –que oficialmente no tiene relación con Kast– se lance con fuerza a mediados del próximo año.

Algo similar se está gestando en la UC: en la Escuela de Derecho, Carlos Canales –alumno de cuarto año y ex miembro de Solidaridad– creó el movimiento FuerzaUC, cuyo eje es la defensa de la vida y la familia.

El objetivo del grupo donde participan 15 personas de las facultades de Medicina, Ingeniería y Derecho es mover a la derecha el eje de la política universitaria, más allá del gremialismo y Solidaridad, quienes, a su juicio, se han liberalizado demasiado y no han sabido defender con fuerza causas como la prohibición del aborto y del matrimonio homosexual.

FuerzaUC busca competir en las elecciones de la FEUC 2018 y aunque tampoco tiene relación directa con José Antonio Kast, muchos de sus integrantes votarán por él en las elecciones presidenciales.
Canales nació en San Antonio y llegó a Santiago a los 18 años. Está becado por rendimiento académico y quienes lo conocen aseguran que quiere en un futuro desarrollar una carrera política, y que no descartaría hacerlo en un nuevo partido conservador.