Revista Capital

El difícil terreno de la Ciudad del Fútbol


La idea fue de Pizzi. A fines del año pasado, el equipo técnico de la Roja, encabezado en ese entonces por Juan Antonio Pizzi y Manuel Suárez, comenzó a darle forma a una idea que había estado desde hace años en la selección de fútbol: un nuevo Juan Pinto Durán que tuviera los mismos estándares de los mejores equipos europeos.

La dupla le planteó la idea a la directiva de la ANFP, a través de su director, Andrés Fazio, y de Ian Mac-Niven, gerente de la selección. Luego se puso en contacto con el arquitecto Gonzalo Mardones.
Después de analizar las sedes de los principales equipos de España e Inglaterra –desde Chile– y de tomar algunas ideas de Ezeiza, en Argentina, dieron forma a un proyecto que fue entregado por el arquitecto a la ANFP hace tres meses.

Lo que siguió fue buscar el terreno idóneo: Colina, Macul, La Cisterna y Cerrillos fueron algunas de las comunas que visitaron. Y hasta la fecha no han dado con el sitio que satisfaga todas las necesidades: debe tener al menos 15 hectáreas para emplazar nueve canchas y dos gimnasios, un hotel cinco estrellas, spa, piscinas de relajación y de recuperación muscular, salas de crioterapia, un mini estadio con capacidad para cinco mil espectadores.

Cercanos a la ANFP aseguran que si bien el proyecto existe, está lejos de concretarse. La plata está, dicen, pero lo que falta es voluntad política para impulsar la nueva “Ciudad del Fútbol”.