Revista Capital

La urgencia por inaugurar GAM II

Trabajando 24 horas al día. Así está la constructora española ECISA para poder cumplir con el plazo estipulado por el MOP para la entrega de la segunda etapa del GAM. La promesa es cumplir en diciembre con la llave del edificio, es decir su obra gruesa, y de ahí terminar el interiorismo, la tecnología, las butacas, etc.

El apuro es porque el centro cultural, en Alameda con Lastarria, es uno de los proyectos emblemáticos del bacheletismo. Debía inaugurarse a fines de su primer gobierno, pero el terremoto cambió la agenda y Sebastián Piñera terminó cortando la cinta. Desde entonces, la ampliación, incluida en el diseño original, quedó pendiente.

En 2014 Bachelet retomó el compromiso y a fines de 2015 comenzó su construcción. El proyecto no es menor: con una inversión de 41 mil millones de pesos, contará con una sala con capacidad para dos mil personas. En Presidencia cruzan los dedos para que no se repita la experiencia anterior y que esta vez Bachelet sí pueda cortar la cinta, al menos, de la obra gruesa.