Alianza entre ambas firmas utilizará Inteligencia Artificial en su producción.

  • mayo 15, 2018
Foto: Drew Farwell/ Unsplash

Foto: Drew Farwell/ Unsplash

El grupo danés Carlsberg, tiene entre ceja y ceja dar vida a la “cerveza del futuro”. Se trata de “Beer Fingerprinting Project” (proyecto de huellas dactilares de cervezas) que desde enero de este año busca reinventar la industria con la utilización de Inteligencia Artificial (IA) en los procesos de fabricación y controles de calidad del ancestral brebaje.

Gracias a la alianza entre Carlsberg, Microsoft y la Universidad de Aarhus, Dinamarca, se han propuesto ejecutar un proceso con IA que consiste en el desarrollo de sensores capaces de detectar diferencias entre sabores y aromas de la cerveza que permite además de acortar los procesos de desarrollo, mejorar su control de calidad a través de la interpretación de datos. Con esto, Microsoft busca ofrecer una interfaz fácil de utilizar para la lectura de los resultados, logrando un proceso mucho más ágil y automatizado.

“Los sensores potenciados con IA podrían darnos respuestas rápidas sobre la presencia de contaminantes en el suelo, el aire o el agua”, explica Jochen Förster, director de levadura y fermentación en el laboratorio de investigación de Carlsberg.

En un desarrollo normal, los cerveceros primero comprueban que la levadura es capaz de crecer y producir alcohol antes de decidir si han adquirido el aroma y sabor correctos. Gracias a estos sensores, los investigadores podrán acelerar este proceso.

Förster explicó que los sensores podían reducir en un 30% (entre 8 y 24 meses) el tiempo que se necesita para desarrollar una nueva cerveza.

Según comentó Andrea Salas, gerente de marketing de Carlsberg, los chilenos podremos saborear la cerveza inteligente que salga de este proyecto de investigación.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.