Revista Capital

Los abogados que abrieron los fuegos en el conflicto Corfo-SQM

Corría el año 2013 cuando Corfo empezó a sospechar de que algo no andaba bien en su contrato de explotación de litio con SQM. Y se contactaron con sus abogados: Ignacio Vargas y Alejandro Reyes. Fueron ellos los que determinaron incumplimientos de la minera en los contratos y tomaron patrocinio del caso en representación del organismo estatal para demandar a SQM.

El primer arbitraje partió los primeros días de 2014. La demanda inicial de Corfo tenía por objeto poner término anticipado al contrato de arrendamiento por no pago íntegro de rentas, y el cobro de estas. Pero la investigación preparatoria de las demandas iniciales les fue revelando otros incumplimientos de SQM que dieron lugar a una nueva demanda, incluyéndose la terminación anticipada del Contrato de Proyecto que vinculaba a Corfo con SQM en el salar de Atacama.

Esa estrategia puso en aprietos al negocio de SQM y, por tanto, de sus principales accionistas: Julio Ponce, la canadiense Potash y los ADR. Más de cuatro años de juicios terminaron estos días en una conciliación que implicará que Corfo recibirá el pago de más de 20 millones de dólares. Y el fisco percibirá beneficios por aproximadamente 8.000 millones de dólares a lo largo de 12 años.

Vargas y Reyes, ambos de la Universidad de Chile, se formaron con dos grandes juristas: el primero como socio por más de 25 años en el estudio de Alfredo Etcheberry, mientras el segundo, de Álvaro Puelma Accorsi.

Vargas es litigante civil y comercial, y ha participado en casos relevantes, como Inverlink, Chispas, Colector de Valparaíso, defensa a las sanitarias del norte, quiebra de Inmobiliaria de Leasing habitacional Chile S.A., entre otros.

Reyes es abogado especialista en asociaciones públicoprivadas. Asesoró las privatizaciones y concesiones de las sanitarias, de los puertos, y fue el principal consultor jurídico del nuevo modelo de concesión del Aeropuerto Internacional de Santiago.

Hoy, ambos son socios del estudio Vargas, Orchard, Reyes, del Valle y Asoc. Los abogados Jorge Orchard, Francisca Amenábar, María Ignacia Sánchez y Felipe Alliende, entre otros, también formaron parte del equipo de este caso contra SQM.

Las negociaciones de Corfo con SQM lideradas por estos abogados, también consideran la modificación de los contratos, estableciendo mayores rentas incrementales para la estatal, precios preferentes para industrias de valor agregado del litio en Chile, aportes a comunidades y localidades, y nuevas inversiones de SQM para aumentar su capacidad de producción y eficiencia.