Revista Capital

Preguntas a Gabriel Zaliasnik

-¿Cree que fue un error acudir a la Corte Suprema por el precedente que marca en otras causas de políticos acusados de delitos tributarios?

-Acudir a los tribunales nunca va a ser un error, en especial cuando en un caso como este el resultado demuestra que la posición que hemos sostenido en cuanto a que no existe el delito tributario que se imputa es compartida por una parte importante de los miembros de la Corte Suprema. Queda además en evidencia que si la Corte hubiera contado con los ministros que faltaron, hubiera rechazado el desafuero. El ministro (Patricio) Valdés, que estuvo ausente, ya había expresado en un desafuero anterior una posición similar.

-¿Cómo explica que la Corte haya fallado con un solo voto de diferencia?

-Ello es inédito y demuestra la fuerza de nuestros argumentos. Históricamente, los desafueros –como alteran los quórums del Parlamento y por ende la votación popular– se adoptan con votaciones mucho más amplias. Parece evidente que la Corte Suprema ha encontrado frágil la tesis del Ministerio Público e insuficiente la prueba aportada, al extremo de que solo una parte de ella autorizó el desafuero mientras que la mitad restante, con votos muy relevantes, entiende que aquí no hay delito que pueda ser perseguido.

-¿Qué viene ahora? ¿Cuándo es el juicio oral?

-Primero debemos estudiar el fallo con calma. No podemos anticipar escenarios por la prensa. En todo caso es indudable que con este inédito resultado, seguramente inesperado para muchos pero no para quienes conocen la causa, la duda razonable quedó instalada, y por ende, tenemos confianza que en un juicio oral los jueces absolverán al senador Moreira. Resulta insoslayable que si la mitad de nuestra Corte Suprema estima que los hechos no son constitutivos de delito, difícilmente un tribunal pueda no tener al menos dudas respecto de la tesis del Ministerio Público.

Suscríbete AQUÍ al nuevo Newsletter Capital Legal. Todos los viernes las noticias más importantes del mundo legislativo.