Capital Legal

Preguntas a Malcolm Lavergne, abogado de O. J. Simpson

-

El 20 de julio, Orentahl James (O.J.) Simpson logró la libertad. En octubre, y tras nueve años en prisión –por un robo de artículos de una colección deportiva en un casino de Las Vegas–, la antigua estrella de fútbol americano vivirá, probablemente, en el estado de Florida. Desde Estados Unidos, su abogado, Malcolm Lavergne, quien asegura ser un “fan” de Alexis Sánchez y del fútbol chileno, asegura que tras la sentencia, Simpson quedó “en las nubes” y “excitadísimo con el hecho de estar libre muy pronto”.

Según el jurista, su primera reacción fue agradecer a Bruce Fromong, la víctima de robo que habló a favor de él. “Las restricciones de la cárcel se lo impiden actualmente, pero quiere conversar personalmente con él apenas esté libre”, asegura. Sobre sus años en prisión, cuenta que pasó la mayor parte de su tiempo entrenando en el gimnasio, jugando en ligas deportivas y viendo mucha televisión. Los meses que quedan, “tendrá protección especial para evitar ataques”.

-Hay detractores de Simpson que creen que es injusto que haya salido libre de nuevo. La primera vez ocurrió en 1995, cuando lo exculparon de los cargos de homicidio a su ex mujer y un amigo de ella.

-En 1995 se desechó toda opción de cargo ilícito. Un jurado dijo eso. Es la ley. Punto. Ahora Mr. Simpson estuvo mucho más tiempo de lo debido en prisión. Es la única injusticia. Pues fue un robo básico, primerizo y a sus “sesentas”. Mr. Simpson conocía a las víctimas pues se trataba de una disputa de propiedad que mantenía con ellos.

-¿Cómo maneja el juicio público?

-Mr. Simpson ha estado en el ojo del público desde que tenía 19 años. Puede enfrentar cualquier cosa, pero le he recomendado que mantenga una vida de bajo perfil.

-Recién contaba que O.J. Simpson vio mucha televisión en la cárcel. ¿Qué le pareció la serie American Crime Story? En Chile tuvo varios fans.

-La vi porque Mr. Simpson me lo pidió. Él no tenía ese canal en prisión. Pienso que es bastante mediocre, pero el argumento es convincente. Le transmití la información, cómo se retrataba cada personaje, y estuvo de acuerdo con algunos y con otros no.

Comparte este artículo:
  • Cargando

Síguenos en Facebook

x